Un día sin carne

Un día sin carne

Revisando entre mis documentos de estudio, me encontré con uno acerca del movimiento mundial llamado un día sin carne, mismo que en la certificación como Coach en cambio de hábitos lo publican como “un lunes sin carne”. A continuación, te comparto algunos de sus puntos más interesantes. {1}

Este movimiento se originó durante la Primera Guerra Mundial y continuó en la Segunda a fin de optimizar recursos. Pasó el tiempo y fue hasta los primeros años del siglo XXI cuando Sid Lerner, reconocido investigador premiado en 2013 por sus contribuciones a la mejora de la salud pública norteamericana, junto con el Centro para un Futuro Habitable de la Universidad Johns Hopkins, reintrodujo este movimiento con la finalidad de mejorar la salud de los seres humanos, la de los animales y la del planeta, promoviendo un día a la semana sin el consumo de ningún tipo de carne. Con el tiempo, Meatless Monday o “un lunes sin carne” se encuentra presente en 29 países, siendo cada vez más las personas que se le unen, generando con ello un impacto a nivel global enorme, además de importantes beneficios para la salud.

Lo anterior nos invita a reflexionar sobre la dieta llevada por los seres humanos hace miles de años, cuando el consumo de proteína animal era muy bajo si se toma en cuenta que los hombres salían a cazar y, cuando lo lograban, regresaban con cierta cantidad de carne que debía distribuirse entre la tribu para alimentar a todos. Además, no existían prácticas de conserva tan duradera como las actuales, lo que hace pensar que un día sin carne era lo habitual y que su dieta se basaba más en consumir frutas y verduras de temporada. De manera similar, aunque bajo otras particularidades, el movimiento no busca promover una dieta vegetariana o vegana, sino más bien se centra en fomentar un sólo día en pro de nuestra salud, la de los animales y la del planeta entero evitando durante 24 horas, el consumo de proteína animal.

Cabe decir que la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), desde el 2014 y lo resalta en 2019 en el documento sobre el estado mundial de la agricultura y la alimentación, declara que las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) derivadas de la cadena de productos cárnicos representan una quinta parte de las emisiones mundiales totales, trayendo consecuencias notables para la salud. Esto, además, se relaciona con el riesgo de padecer cáncer y otras enfermedades al consumir carne en exceso; en contraste con el consumo de dietas ricas en frutas y verduras con las que se reduce el riesgo de enfermedades cardiovasculares y diabetes.

{1}Información tomada de Valeria Lozano, 2023. Hábitos Health Coach. Disponible en: https://www.habitos.mx/

 

Pero hablemos de una de las dudas más comunes: ¿si dejo de consumir carne por un día, me descompenso? Claro que no, la proteína no sólo se encuentra en los derivados de animales, también está presente en germinados + legumbres + vegetales que, aunque ciertamente no es la proteína completa del animal (por sus aminoácidos esenciales), se complementan y combinan logrando una proteína de calidad. Por lo anterior, es conveniente subrayar que es importante suplementarse con vitamina B12 si se decide dejar la proteína animal de manera definitiva; pero, al tratarse de un movimiento de un día sin carne, no repercute en el porcentaje vitamínico.

Considero que lo más sobresaliente de todo esto es la invitación a hacernos conscientes sobre la cantidad de proteína animal que consumimos en el día a día. Sólo por dar un ejemplo, en México desayunamos, comemos y cenamos con proteína animal, sin darle el descanso adecuado a nuestra digestión, lo que puede provocar malestares gastrointestinales de los que hablaremos en otro blog.

Si decides sumarte a esta iniciativa, te propongo reflexiones sobre cómo te sientes física y energéticamente cuando consumes carne y que lo contrastes con ese día en el que no consumes proteína animal. Haz un registro de los cambios que observas, ya sea una mejor digestión, evacuaciones mejor formadas, menos gases, menos inflamación, mejor descanso, mayor claridad mental… Trata de escuchar conscientemente lo qué te dices a ti mismo para convencerte de comerla o no y escribe todo lo que te suceda. Esto te ayudará a estar presente, a sentir tu cuerpo, a conocerlo y escucharlo.

¿Qué podemos comer durante un día sin carne? Hay mil opciones deliciosas basadas en plantas que te encantará preparar, es mucho más sencillo, nutritivo, práctico y saludable de lo que parece. Aquí te comparto algunas:

Fajitas de portobello

INGREDIENTES:

  • 4 hongos portobello fileteados
  • ¼ pimiento morrón rojo, pelado y fileteado
  • ¼ pimiento morrón verde, pelado y fileteado
  • ¼ pimiento morrón amarillo, pelado y fileteado
  • 1 diente de ajo, picado
  • ½ cebolla cortada en plumitas
  • 1 tallo de apio, picado finamente
  • 5 Cdas. de aminos de coco
  • 1 Cda. de aceite de coco

PREPARACIÓN:

  1. En una sartén con el aceite de coco, se pone la cebolla junto con el ajo a sofreír un poco.
  2. Agregar los pimientos junto con los portobello y poner a fuego bajo hasta suavizar. Tapar para que se cuezan más rápido.
  3. Destapar y dejar que se evapore el agua. Agregar los aminos de coco y revolver hasta integrar.

Hummus de garbanzo

INGREDIENTES:

  • 1 taza de garbanzo crudo
  • 1 ½ diente de ajo
  • 3 Cdas. de aceite de oliva extra virgen AOEV
  • 1 limón, jugo
  • Sal

PREPARACIÓN:

  1. Remojar el garbanzo por 12 horas. Enjuagar y cocer con sal hasta suavizar. Una vez suaves, pelar.
  2. En una licuadora, colocar los garbanzos junto con el ajo, el aceite de oliva, el jugo de limón y sal. Licuar hasta obtener una consistencia homogénea y suave.
  3. Acompañar con verduras en bastones o con tostadas.

Ceviche de lentejas

INGREDIENTES:

  • 1 taza de lentejas crudas
  • 3 tazas de agua
  • 1 cdta. de sal le quité la i
  • ½ cebolla picada
  • 1 chile jalapeño picado
  • 1 jitomate pelado y picado
  • 1 puño de cilantro picado, solo las hojas
  • 1 Cda. de aceite de oliva
  • 1 cdta. de vinagre balsámico
  • 1 cdta. de sal

PREPARACIÓN:

  1. Remojar las lentejas al menos por 4 horas para una mejor digestión.
  2. Cocer las lentejas en el agua con un poco de sal y una vez suaves, dejar enfriar.
  3. Mientras tanto, picar la cebolla, el chile, los jitomates y el cilantro y colocar en un recipiente hondo.
  4. Añadir las lentejas escurridas y frías y aderezar con el aceite de oliva, vinagre balsámico y sal.

Pan tostado con crema de cacahuate sin azúcar y plátano o fresa

INGREDIENTES:

  • 2 rebanadas de pan de masa madre
  • 2 Cdas. de crema de cacahuate
  • 1 plátano o fresas en rebanadas

PREPARACIÓN:

  1. Tostar los panes
  2. Untar con la crema de cacahuate
  3. Colocar la fruta rebanada o picada encima.

Ejotes con almendra fileteada

INGREDIENTES:

  • 250 gr de ejotes partidos en tres.
  • 1 Cda. de aceite de coco
  • 1 puño de almendras fileteadas

PREPARACIÓN:

  1. Cocer los ejotes al vapor para conservar sus nutrientes hasta quedar al dente.
  2. En una sartén colocar el aceite de coco a calentar junto con las almendras. Dorar un poco.
  3. Añadir los ejotes y saltear unos minutos. Sazonar con sal y servir calientes.

JUGOS

Jugo 1

  • 3 tallos de apio
  • 1 pepino
  • 1 taza de piña
  • 4 hojas de kale o espinaca
  • 1 limón.

Jugo 2

  • 1 pera
  • 2 cm de jengibre
  • 1 limón
  • 6 hojas de espinaca
  • ½ jícama
  • 3 tallos de apio.

Jugo 3

  • 2 zanahorias
  • 1 pepino
  • ¼ de coliflor
  • ½ betabel
  • 2 limones.

Jugo 4

  • ¼ de piña
  • 5 tallos de apio
  • 4 hojas de espinaca o kale
  • 1 cm de jengibre
  • 1 pepino.

Jugo 5

  • 4 tallos de apio
  • 1 betabel chico
  • 2 limones
  • 1 pepino.

SMOOTHIES

Smoothie 1

  • 1 plátano congelado
  • 8 almendras remojadas y congeladas
  • 1 taza de espinaca
  • 1 taza de lechada
  • 1 Cda. de cacao orgánico
  • 1 dátil
  • hielo.

Smoothie 2

  • 1 mango
  • 8 nueces
  • 1 taza de espinaca o acelga o kale
  • 1 taza de lechada
  • 1 Cda. de linaza
  • 1 dátil o piloncillo o miel de maple
  • hielo.

Smoothie 3

  • 1 taza de papaya congelada
  • ½ plátano congelado
  • 8 nueces de la India remojadas
  • 1 taza de hoja verde
  • 1 taza de lechada
  • 1 Cda. de chía
  • 1 dátil
  • hielo.

Smoothie 4:

  • 1 manzana
  • 2 Cdas. de crema de cacahuate sin azúcar
  • 1 nopal
  • 1 taza de lechada
  • 1 Cda. de linaza
  • endulzan natural
  • hielo.

Así como éstas, hay mil opciones y combinaciones más para prepararte muchos platillos basados en plantas, ayudándote a dejar a un lado la proteína animal por un día de la semana. También puedes hacer tus propios sustitutos de crema y queso. Atrévete a probar platillos deliciosos y nuevos en tu dieta, tu cuerpo te lo agradecerá.

Related Posts

Escanea el código